Yingli, el gran fabricante asiático de productos solares, inauguró en San Agustín de Guadalix, en octubre del año 2011, su Centro Fotovoltaico de Investigación, Desarrollo y Post Venta. Un año y medio después, en marzo de 2013, donó a la Policía Local de ese municipio una instalación solar FV para autoconsumo, una instalación que lleva casi dos años ahorrándole energía -y dineros- al ayuntamiento… Una instalación que lleva casi dos años… sin pagar peaje de respaldo.

El autoconsumo es una fuente de ahorro para el autoconsumidor, pero también es “una fuente de presión competitiva para el resto de suministros convencionales, contribuyendo a mejorar la competencia efectiva en este sector”. Lo dice nada más y nada menos que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Genera dedicó ayer toda una jornada al autoconsumo.

El Ministerio de Industria publicó en julio de 2013 una propuesta de Real Decreto (RD) de Autoconsumo cuajada de insensateces. A una de ellas la llamó peaje de respaldo y es un impuesto que habría de pagar el autoconsumidor si ese proyecto de RD es aprobado tal cual está ahora. El impuesto en cuestión es tan gravoso que neutraliza en gran medida el ahorro que produce cualquier instalación de estas características. Porque esa es la clave del autoconsumo, el ahorro: instalo unas placas solares fotovoltaicas (FV) en la azotea de mi casa (o en la cubierta de la comisaría), genero unos kilovatios con ellas y los consumo yo mismo en el frigorífico de mi cocina o en la máquina de café de mi oficina, así no tengo que estar al pairo de los caprichos de las compañías eléctricas.

Solo una propuesta

La propuesta de RD de Autoconsumo (véase) sigue siendo solo eso, propuesta, seguramente porque entraña demasiada sinrazón incluso para las entendederas del tándem Soria-Nadal. Estos dos sujetos –José Manuel y Alberto; el ministro de Industria y su secretario- han ejecutado en tres años todo un rosario de reformas so pretexto de acabar con el déficit de tarifa. El resultado de tanta cabriola regulatoria no ha sido precisamente un éxito. Antes al contrario: el déficit ha crecido en más de 10.000 millones de euros (el dato es de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia). Por el camino, además, el tándem Soria-Nadal ha aprovechado para incrementar el precio de la potencia (uno de los dos factores clave de la factura de la luz) en más de un 100%. ¿Conclusión? Pues, por una parte, que la factura presente no es más barata que la de antaño, antes al contrario; y, por otra, que la factura futura (la que entraña la hipoteca del déficit de tarifa) es más elevada hoy… que nunca.

Autoconsumir, para salir del atolladero

Frente a tanta incompetencia, el autoconsumo se ha ido elevando como la vía de salida del atolladero eléctrico: genero unos cuantos kilovatios con mis placas solares y así (al menos esos) no tengo que comprárselos a Unesa al precio acordado por el gobierno, que es el que regula. La brutal caída de los precios de las placas solares y el continuo incremento del precio del kilovatio en el mercado eléctrico han hecho posible que el autoconsumo sea cada vez más rentable y que una instalación solar fotovoltaica sea cada día más rápidamente amortizable. Ante eso, la reacción de Soria y Nadal (reaccionarios pues) ha sido el peaje susodicho, o sea: ideamos un impuesto para el autoconsumidor (llamémosle por ejemplo peaje de respaldo), lo elevamos cuanto sea necesario (para neutralizar el ahorro) y le evitamos así a Unesa (la gran patronal eléctrica) la fuga de kilovatios que parece imparable dada la doble condición primera: la fotovoltaica no cesa de reducir sus costes; el mercado no cesa de elevar sus precios.

Desde julio de 2013…

El proyecto de RD de Autoconsumo vio la luz, como se dijo, en julio de 2013, ha sido convenientemente agitado cual fantasma por el Ministerio y mantiene desde entonces en estado de shock a la población civil, aterrorizada por la amenaza de que si hoy instala unas placas en la azotea de su casa… mañana tendrá que enfrentarse a un impuesto que habrá convertido su sueño (de independencia energética) en una pesadilla. El caso es que el RD sigue en el limbo del ministerio –perdido en algún cajón- y nadie sabe cuándo ni cómo acabará viendo la luz. Eso sí, su efecto disuasorio está causando mucho daño, pues un mercado que podría estar lanzado –el de la FV distribuida- continúa hoy al ralentí. Y eso que los beneficios del autoconsumo van mucho más allá del ahorro para el autoconsumidor, algo que sostiene hasta la mismísima CNMC. Esta comisión dijo por escrito hace ya unos meses -en la página 15 de su informe IPN 103/2013, documento que resulta sencillamente demoledor- lo siguiente: el autoconsumo “no es sino una fuente de presión competitiva para el resto de suministros convencionales, contribuyendo a mejorar la competencia efectiva en este sector”.

Hasta ayer

Pues bien, en este marco andábamos (y andamos) cuando, ayer, la Unión Española Fotovoltaica y Fotoplat organizaron en Genera -la gran feria anual de las energías renovables- la mesa “Autoconsumo FV: posibilidades actuales, casos prácticos y próximos avances”, evento durante el cual este periodista -que cubrió el acto sentado en el suelo- tuvo conocimiento de la instalación FV de la policía local de San Agustín de Guadalix, instalación que lleva ya casi dos años generando kilovatios… y sin pagar peaje alguno de respaldo. Y digo sentado en el suelo porque la sala en la que tuvo lugar el acto estaba a rebosar, y el que suscribe llegó en modo periodista (con la hora justa) y tuvo que buscar acomodo en la moqueta, como muchos otros de los asistentes. Sí, el autoconsumo genera cada vez más interés, y el peaje fantasma de Nadal… cada vez menos miedo. Al menos, eso parecen demostrar las muchas, muchas instalaciones solares fotovoltaicas para autoconsumo -casos prácticos- que fueron presentando a lo largo de toda la mañana los ponentes de las tres mesas que compusieron la jornada. A saber: representantes de Yingli, Sofos, Fronius, Ingeteam, AS Solar, GPM, Kostal, etc.

Los números de Yingli

El primero de todos ellos en intervenir fue Enrique Muguiro, director de desarrollo de negocio de Yingli Solar. Muguiro detalló los números clave de la instalación de la policía (FV sobre cubierta). A saber: 6,48 kilovatios de potencia pico (5,40 de potencia nominal); producción de 7.995 kilovatios hora; y autoconsumo de los 7.995 kWh (o sea, que la instalación no inyecta nada a la red). Esa cantidad de electricidad supone algo más del 26% del total del consumo eléctrico de las dependencias policiales (el 74% restante es extraído de la red eléctrica). Según Muguiro, el coste de la instalación fue (en marzo de 2013) de 2,2 euros por vatios pico; el coste de generación estimado entonces, 10,74 céntimos de euro; el ahorro que logrará la comisaría durante los 25 años de vida útil de la instalación (ahorro también estimado en 2013) alcanzará los 58.000 euros; y el período de retorno (igualmente estimado entonces) será de nueve años. Eso sí -ha matizado Muguiro-, “si la instalación la hiciésemos hoy, nos saldría a aproximadamente 1,8 euros el vatio pico, impuestos incluidos; hoy la inversión sería de unos 9.800 euros [entonces fue de 14.385 euros, según Yingli], y el retorno, hoy, se reduciría en un año. El coste de generación estaría por debajo de los diez céntimos de euro”. El precio de la electricidad que compras en tu casa se aproxima a los 20.

Muchos ejemplos, y muy diversos

El caso de la comisaría es muy específico, desde luego, pero han sido muchos otros, y muy diversos, los presentados durante la jornada de ayer: viviendas unifamiliares, naves industriales, granjas agropecuarias, estudios de arquitectura… Además, estamos hablando de instalaciones de todos los tamaños, desde los tres hasta los 240 kilovatios, con ejemplos de 100 en Navarra, 32 en Madrid, 15 en Toledo, 3 en Girona. El autoconsumo es completamente legal -se han cansado de explicar todos los ponentes-, ya es económicamente posible -han insistido hasta la saciedad, esgrimiendo la brutal bajada de precios que ha experimentado la FV a lo largo de los últimos cinco años- y, por fin, y probablemente por eso, ya tiene ejemplos de todos los colores en todos los rincones de esta España nuestra. Energías Renovables lo sabe bien -contamos historias de autoconsumo todas las semanas-, pero cierto es que ayer fueron muchas las voces del público que, entre ponencia y ponencia, en el turno de ruegos y preguntas, planteaban sus dudas y sus miedos sobre el futuro inmediato.

Las elecciones

Sobre ese futuro, el presidente de UNEF, José Donoso, dio dos pistas al principio de la mañana: UNEF está contactando con todos los partidos políticos del país para explicarles (en clave de pedagogía) qué es el autoconsumo. Y todos los partidos políticos (todos, a excepción del PP) están contra el peaje de respaldo, el peaje fantasma con el que Nadal quiere aterrorizar al sector. Además, y ojo al dato -esto también lo apuntaron desde UNEF-… las elecciones están al caer. La pedagogía parece estar causando efecto. Y muchas fuerzas políticas (las más importantes de la oposición) ya se han manifestado públicamente contra ese peaje sin sentido, peaje que se han comprometido a revocar (en el caso de que entre en vigor alguna vez, que es algo que también se puso en duda desde la mesa de ponentes). Entre tanto, de todos modos, solo unos cuantos de los muchos que podrían autoconsumir han dado el paso. Eso sí, son cada vez más… y tienen cada vez menos miedo. Miguel Jarque, de Sofos, habló ayer de “valientes”. Valientes que, en todo caso -matizó-, “si entrara en vigor el RD tal cual está… solo tendrían que enfrentarse a una prolongación de un par de años sobre el periodo de amortización ahora estimado”. Jarque dijo que una instalación amortizable a siete años podría irse a los diez.

¿Y si…?

El director comercial de Sofos España (y algún otro de los ponentes) habló en ese sentido de la teoría del “¿y si…?”. A saber: ahora el terrorismo regulatorio mantiene atenazada a la iniciativa privada. Los interesados en ahorrar vía autoconsumo no dan el paso por temor: no dan el paso… encadenados a una duda: “¿y si mañana el Partido Popular aprueba el peaje de respaldo y convierte lo que hoy es ahorro… en una hipoteca?”. Jarque le da la vuelta: ¿y si hoy no pongo en marcha mi instalación, cuánto dinero estaré gastando de más; cuánto dinero estaré dejando de ahorrar; en qué medida estaré perjudicando mi competitividad? ¿Y si mañana no entra en vigor el peaje de Nadal? ¿Cuánto tiempo habré perdido?, se preguntaba ayer Jarque. Energías Renovables publicará un amplio reportaje en su edición de marzo sobre las instalaciones de autoconsumo que presentaron ayer en Genera los ponentes de Yingli, Sofos, Fronius, Ingeteam, AS Solar, GPM, Kostal… Ah, si te apetece suscribirte (para ayudarnos a seguir haciendo periodismo independiente), o simplemente visitarnos para conocernos, no dejes de hacerlo… estaremos encantados de charlar contigo en el puesto 2N26 del Pabellón 2.

FUENTE: Energías Renovables

Artículos recomendados

Dejar un comentario