en Actualidad IPM
  • Una nueva normativa que contempla sanciones que pueden alcanzar hasta los 20 millones de euros o un 4% del volumen de negocio de la compañía

Este jueves, el Parlamento Europeo ha dado luz verde al Reglamento Europeo de Protección de Datos. Una reforma integral que moderniza los principios consagrados en la ya obsoleta Directiva de 1995 sobre protección de datos a la era digital.

Esta aprobación pone fin a cuatro años de trabajo encaminados a proporcionar un mayor control a los ciudadanos sobre su información personal en un escenario en donde las nuevas tecnologías han adquirido una mayor relevancia.

“Con este reglamento de protección de datos conseguimos un nivel uniforme de protección en toda la Unión Europea. Es un gran éxito para el Parlamento y un “sí” claro a los derechos de los consumidores y a la competencia en la era digital. Los ciudadanos podrán decidir por sí mismos qué información quieren compartir” – subrayó Jan Albrecht, responsable de la tramitación parlamentaria del texto.

Una reforma que establece un marco común para empresas y ciudadanos reforzando “la confianza y la seguridad jurídica e impulsando la competencia justa” – añadió Albrecht.

Principales novedades:

  • El ya conocido “derecho al olvido”.
  • Incorporación del “consentimiento claro y afirmativo” de cara al tratamiento de datos.
  • Derecho de portabilidad de los datos.
  • Cumplimiento de requisitos formales en cláusulas de privacidad.
  • Restricciones para la recogida y tratamiento de datos automatizados.
  • Ampliación de los derechos del menor en materia de privacidad.
  • Incorporación de políticas “Privacy by design” en entornos empresariales.
  • La figura del DPO (Data Protection Officer).
  • Intensificación de competencias a los autoridades comptetentes Sanciones en caso de infracción de hasta un 4% de la facturación global de la empresa.
  • Incorporación de una Directiva propia sobre el procesado de datos en casos de prevención, investigación, detección y enjuiciamiento de delitos.

Tras haber finalizado el procedimiento legislativo, el Reglamento entrará en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea y será aplicable en todos los Estados miembros dos años después de esta fecha.

Artículos recomendados

Dejar un comentario